toldo background

AUTOSUSTENTABILIDAD MEJORAS CONTINUAS OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS RESPONSABILIDAD SOCIAL

Sarah Ferguson se convierte en la primera persona en nadar en torno a la isla

foto-3-nadadora-e1553022723628La nadadora sudafricana completó la hazaña en 19 horas y 8 minutos el pasado 16 de marzo para llamar la atención sobre la contaminación por plástico en los océanos.
FOTO WOFTY WILD
La madrugada del 16 de marzo Sarah Ferguson salía de las aguas de Hanga Roa O Tai y antes de ser cubierta con una manta fue coronada con flores, aplausos y vítores. La sudafricana se convertía en la primera persona en lograr rodear el perímetro de la isla nadando en aguas abiertas. Un récord mundial que consiguió en 19 horas y 8 minutos.
Nadó por los tres puntos críticos que tiene la isla: Rano Kau, Poike y la Punta Norte, a 3,3 kilómetros por hora en promedio.
“El agua salada fue la parte más dura para mí. Nunca había experimentado un agua salada así antes. Fue una de las cosas más duras con las que tuve que lidiar. Luego el paso entre la primera y segunda esquina. Eso fue duro también. Era medio día en ese tramo y el sol me pegaba muy fuerte, tuve que sacarme el gorro porque estaba muy caliente”, dice a la Corporación de Deportes.
Fueron 63,5 kilómetros perimetrales de la Isla, hazaña que otras dos personas intentaron antes sin ningún éxito. Sarah se convirtió en la primera en lograrlo ¿qué siente además por ser la primera mujer en intentarlo y conseguirlo?
“Es algo que aún me da vuelta la cabeza. Me ha tomado tiempo comprender lo que he hecho. Pero estoy muy feliz y aliviada que esté hecho. Ha sido un trabajo duro para llegar a este punto y ha sido parte mía y parte del equipo que estuvo ahí para ayudarme porque sin ellos no hubiese sido posible. Un logro ha sido una experiencia increíble. El haber sido ayudada por la gente de la isla, los locales, y como ellos llegaron a ayudarnos fue importante, nos dieron la bienvenida y la manera en que nos recibieron fue muy especial para mí y el equipo”, señala Ferguson.
 
La hazaña de esta nadadora es parte de la campaña “Nada contra el Plástico” impulsada por las fundaciones Plastic Oceans y Breathe Conservation. El objetivo es generar conciencia en torno a la contaminación por plásticos en nuestros océanos. Sobre el sentido de este logro, Sarah envía algunas palabras a la comunidad sobre el cuidado del medio ambiente.
 
“Muchas personas de aquí están muy conscientes del medio ambiente y viven amando su tierra. El problema no son los locales, el problema desafortunadamente viene de afuera. Hay que animar a las personas a continuar recordando su herencia y como vivieron antes de una forma sustentable. Tratar de tomar eso y entusiasmar a los turistas también a vivir de la misma manera y parar de traer plástico para que entren las botellas que puedan rellenarse y no entre más plástico. Sería un gran paso adelante. Y creo que la gente de la isla tiene el poder de hacer eso porque es su tierra. Lo que he visto de los locales es que su forma de vivir es sustentable y medioambientalmente amigable. Hay que tomar eso y animar a los turistas a hacer lo mismo haría cambiar el mundo”, finaliza.
Sarah también se dio tiempo para compartir con la comunidad y los niños, para entregar su mensaje y enseñarle algunas técnicas de natación.