toldo background

AUTOSUSTENTABILIDAD MEJORAS CONTINUAS OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS RESPONSABILIDAD SOCIAL

Pedro Edmunds - Discurso Inauguración Tapati 2016Cuando aún resuenan en nuestros oídos los últimos sones de la Tapati, que por primera vez, producto de la lluvia, nos llevó a amalgamar lo ancestral con la modernidad, hokos y ritos con fuegos artificiales, en una muestra sublime de que ambos mundos pueden convivir y armonizarse, ya tenemos en nuestra bitácora no sólo la Tapati 2017, sino también una gran tarea que nos depara este año y que comenzó con extrema intensidad: el dengue, que pese a su fuerte impacto mediático no opacó esta hermosa fiesta.

Hoy estamos ad portas de un brote. Ya en el 2002 alertamos de ello a las autoridades del Ministerio de Salud, pero una vez más no nos escucharon y hasta hoy, apelando a una metáfora, continúan arrancando del humo sin apagar el fuego.

Hace 18 años el vector, el mosquito, llegó a la Isla y es el mismo que transmite el dengue, el zika, la fiebre amarilla y el chicungunlla. Desde esa fecha hasta hoy hemos trabajado para controlarlo, pero claramente es tiempo de erradicarlo, de eliminarlo en forma definitiva, porque, si no lo hacemos, el fuego seguirá avanzando y, con ello, provocando mayores daños.

Valga la alusión para reiterar que como pueblo rapa nui y residentes de Isla de Pascua sabemos lo que hay que hacer… Y lo hacemos. Limpieza permanente, corte de pasto, barridos de hojas, limpieza de fosas y canaletas, evitar tiestos con agua estancada, fumigación, son parte de las tareas permanentes que realizamos como municipio y como familias, lo que nos ha permitido controlar el vector. En los lugares donde no se siguieron esas normas anidó el mosquito y hoy ya tenemos 14 casos confirmados y seguramente pronto habrán otros en estudio.

Desde el primer día en que el orbe se sintió atacado por el zika, poco antes del inicio de la Tapati, como Municipalidad comenzamos a actuar, reforzando las normas permanentes de control y pidiendo a las autoridades nacionales de salud medidas eficientes y eficaces, que fuesen más allá de accionas de parche, como la entrega de repelente, por ejemplo, que si bien permite, como lo señalé anteriormente, arrancar del humo, no apaga el fuego, que en ese momento seguía aumentando.

El viernes 29, cuando por la noche comenzaba la fiesta, llegó a Ia inauguración el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, uno de los primeros pasajeros en recibir el repelente. Luego de ello fui directo y concreto, como solemos serlo los rapa nui: paren el show, dije a través de los medios de comunicación y el llamado se escuchó. El jueves 4, cuando los participantes confeccionaban collares de pipi y de flores, viajó hasta acá el Intendente, Gabriel Aldoney, y luego de intensas reuniones de trabajo se determinó la creación de una comisión local e intersectorial de coordinación, que hasta hoy funciona correctamente. Mientras tanto, y coincidente con la preocupación mundial por los efectos del zika, aparecía en la Isla un primer caso de dengue, transmitido por el mismo mosquito, lo que llevó a activar de inmediato los protocolos municipales y de salud para atacar la enfermedad y preocuparnos de los enfermos.

Al día siguiente, mientras se corría el Akavenga, como equipo municipal le presentamos al Intendente una carpeta de proyectos destinados a combatir el vector, que van desde el aumento de frecuencia de la limpieza de fosas hasta la aspiración del denominado Ecoparque, que comprende una solución definitiva para la protección medio ambiental, pero de alto costo. Estas ponencias fueron bien recibidas y están en etapa de evaluación. Luego de ello el Ministerio de Salud formó una Comisión de Expertos, que se encarga de estudiar las políticas nacionales sobre esta materia, y en ella el municipio ya tiene a su representante, en una clara muestra de que en Isla de Pascua estamos haciendo las cosas bien.

Y cuando el jueves 11 las candidatas a reina preparaban sus trajes típicos para su presentación de la noche, se dictaba la Alerta Sanitaria, , lo que llevó a este Alcalde a solicitar al MINSAL el envío de profesionales de alta capacidad, epidemiólogos y expertos en enfermedades transmisibles de zoonosis, entre otros, que se desempeñan en el denominado Equipo de Respuesta Rápida, que llegó a Rapa Nui previo al cierre de la Tapati, el domingo 14, 24 horas después de solicitado, y que estará al menos diez días trabajando para apoyar la labor de control de la enfermedad, donde actuamos coordinadamente con el hospital y con las autoridades nacionales.

Paralelamente, a través de los medios de comunicación nacionales e internacionales, y durante toda la fiesta, efectué llamados a la calma, de tal manera de evitar la fuga de turistas que, como todos sabemos, representan la economía de la Isla.

Pero nuestra tarea no terminó allí. Hoy estamos abocados a la confección de un plan para acabar con el vector, que incluye áreas tan importantes como la educación y la protección del medio ambiente y la cultura, entre otras materias, y lo estamos haciendo con una mirada país, de tal forma de que este plan se transforme en un Programa Modelo para enfrentar enfermedades en lugares aislados, que luego el Estado chileno lo pueda aplicar en otras zonas del país y, porque no decirlo, importarlo a otros territorios.

En estos 18 años rapa nui y residentes hemos aprendido a convivir con el mosquito y eso quedó de manifiesto a lo largo de la Tapati, que fue imponente y masiva, como lo ha sido siempre. Ahora le corresponde a los poderes Ejecutivo y Legislativo iniciar su tarea, vislumbrada en una Política de Estado para Isla de Pascua, por su condición de frontera con la Polinesia y, por ello, fuente de cultivo para las enfermedades tropicales que se encuentran en el Pacífico. Esta propuesta se basa en el calentamiento global, pues muy pronto el Norte de Chile puede estar sumido en las mismas condiciones que hoy nos afectan a nosotros. De allí que las autoridades no se pueden hacer los sordos o los ciegos con este tema, dictando medidas concretas y no paliativas.

Este es el trabajo de un Alcalde y de ello me siento orgulloso. Mientras otros se comunican con los medios para enlodar lo realizado, un alcalde recurre a los medios para representar a su pueblo, velar por su salud, por su economía y por su futuro. Es un trabajo diario, pero silencioso. No hay tiempo para el uso de las redes sociales ni menos para atacar a otros. No se levanta la voz para ofender, sólo para imponer las necesidades de la comunidad, pueblo rapa nui y residentes, ante el Gobierno central y pedir preocupación certera y medidas concretas en beneficio de la ciudadanía a la que representa.

Esa es la labor de un Alcalde y mientras esté seguro de que hago lo correcto, mientras sienta que la comunidad se ve respaldada y representada por ese trabajo, seguiré luchando porque Rapa Nui con Amor sea una realidad y porque la Tapati sea sublime, sin caer en el juego de quienes buscan entorpecer ese camino. 

 Ministro de Cultura  Gobernadora

 

Pedro Pablo Edmunds Paoa

Alcalde

I. Municipalidad de Rapa Nui